Suspensión auto

Amortiguadores auto

El sistema de suspensión del vehículo es el conjunto de elementos encargados de regular el contacto con el asfalto y son los que sufren todas las irregularidades de la carretera, conducción y neumáticos.

La suspensión se compone fundamentalmente de dos elementos:

  • Muelle: Soporta el peso del vehículo y marca la distancia al suelo. Los hay de diferentes durezas en función de la deportividad.
  • Amortiguador: Absorbe las irregularidades del firme junto a los muelles. Suele ser la pieza que más se fatiga. Pueden ser de gas o hidráulicos.

Unos amortiguadores en buen estado garantizarán una correcta adherencia al suelo tanto en frenadas, curvas o aceleraciones, pudiendo transmitir la potencia del motor a las ruedas una forma progresiva.

En el interior de los amortiguadores hay un elemento (gas, aire o aceite) que se desplaza de unos compartimentos a otros, realizando la amortiguación. Ese elemento, va perdiendo propiedades con el tiempo llegando a ser nulo su funcionamiento, quedando el amortiguador de forma testimonial, usando sólo el muelle.

Cuando los amortiguadores están vencidos, el vehículo suele moverse de forma inadecuada, siendo impreciso y aumentando la distancia de frenado.

Por norma se recomienda cambiar los amortiguadores del vehículo cada 100.000 km.

Suspensión auto
Back to top